foto cabezal

latejapride*

bitacora ltp*

Publicado el 6 de junio de 2007

10 de la noche, Questin (10km de Rostock).

Miembros de Setor Bf (Río de Janeiro), Red Star Soundsystem (Postdam), Radical Hype (Dresden), latejapride* (Montevideo), etc… discuten sobre la finalización del proyecto en común, un disco casi cerrado, que será presentado en Río de Janeiro en un encuentro en noviembre, desde esa ciudad escribe Dom Negrone informando que ya esta todo pronto en la masterización, solo precisa los últimos tracks para someterlos al mismo proceso que sufrieron los ya entregados. Acuerdan grabar un último tema en común dentro de dos días en Berlin, en el estudio de Tom. Lejos se escucha el helicóptero de la policía, a diez kilómetros, Rostock no duerme, en los campamentos hay fiestas y debates simultáneos, algunos cientos de jóvenes baila electrónica como si el mundo se acabara, o como si se rodara una escena en el Zion de Matrix, mientras otros planean los bloqueos que se desatarán el miércoles en las cuatro entradas que hay sobre el balneario del G8. En las calles de la ciudad los black block se enfrentan a la policía, llega a noticia de que acaban de permitir el uso de “munición no letal”, los Robocop festejan. En Questin la charla es provechosa, las botellas de cerveza desaparecen rápidamente y son sustituidas por otras, las marcas se repiten poco, no hay un cajón igual a otro, muchas cosas quedan resueltas, noviembre hará que ltp* conozca Río, y Río le permitirá a ltp* conocerlo.

11 de la noche, Montevideo (30 km de Las Piedras)

Davich, Barragán y Anselmi redondean “Ganarle a la Ciudad”, el teclado original es sustituido por uno con un sonido un poco mas vintage y funkero, además se le agregan cortes varios, repiques. El bajo es afinado y ecualizado, y una fuerte discusión se levanta frente a la opción de un platillo acá, o un platillo allá, y mejor no entrar en los detalles que siguieron sobre el tipo de ecualización del mismo. Se ponen en tiempo scratching sobre reflexiones del icónico Tony Montana, sus frases son totalitarias, no dan lugar a dudas, aunque el descontexto en las que se encuentran hace que sean tan abiertas como mentes dispuestas a resignificarlas haya. La forma de “efecto dominó” esta bastante definida, probablemente no sea un disco muy apreciado en la acomodaticia escena de rock nacional, sin embargo se está forjando una pequeña joya, un documento sobre el 2007, sobre algunos individuos refugiados en sus sueños y en sus cuerpos que se mueven por la capital más austral del globo, persiguiendo siempre el loop perfecto, afilando lenguas que diviertan a algunos, que molesten a otros, pero que no dejen indiferentes.

Comentar este artículo

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.