foto cabezal

latejapride*

articulo públicado en Sábado Show (29/09/07)

Publicado el 1ro de octubre de 2007

Fraseos que se expanden

Por: Sebastián Auyanet

El tercer disco de La Teja Pride encuentra al género expectante: regresos, artistas por despegar y una escena oculta en barrios y MySpace.

Sólo queda aguantar la tacada, y aprender a esquivar el pedregullo, La Teja es mi orgullo... y si La Teja es mi orgullo ¿cuál es el tuyo? La voz es de Fernando Santullo, pero el disco es de La Teja Pride. El tercero en cuatro años y el que mejor suena. "Es nuestro disco más relajado... podemos decir que más guarango...". Lo que dice Davich, mitad compositiva y uno de los dos MC´s que tiene La Teja Pride, pinta el disco pero a medias. Es que Efecto dominó puede ser por momentos más "liviano" desde el punto de vista en que se abordan algunas letras, siempre teniendo en cuenta la oscuridad que siempre rodeó a la poética del grupo. Pero de todas formas, la esencia se respeta. Con lo cual la ecuación es enteramente favorable si se pone en la balanza una amplitud (no sólo hacia la escritura, sino también a la musicalización) que se hace evidente si se toma como referencia el anterior Tiempos Modernos (2005). "Es nuestro tercer disco y lo cierto es que la banda ha mutado mucho. La música que escuchamos es la misma, pero algunos integrantes cambiaron, tuvimos a Lorena (Nader, cantante de la banda) en Portugal y nos jugamos a hacer algo distinto".

- El hecho de que todas las canciones vayan empastadas, como en un set de DJ, ya es una novedad. ¿El ánimo tiene que ver con que ésta es otra época?

- Y... por ahí sí. Filosofías de insomnio (2003) era un disco gestado en una época bastante más dura y complicada para nosotros y probablemente, para todos. Lo otro por ahí es más una consecuencia directa de que crecimos, ya grabamos dos veces... Nos sabemos manejar mejor.

En este punto y superados un par de comentarios a propósito del disco, la charla pasa a un plano más genérico.

- ¿Qué es lo que realmente pasa con el hip hop? Ustedes van por el tercer disco, pero ninguna otra banda del género llegó al disco propio, más allá de que Contra las Cuerdas está por editar...

- (Piensa) Yo creo que ahí juegan varios factores según el artista. Creo que se va a pensar menos en eso cuando ellos saquen el disco.

En este momento llega al lugar de la nota el rapero Barragán, nuevo miembro estable del grupo, que agrega: "Hay muchas bandas que están haciendo cosas increíbles para el género, no sólo a nivel de música. Están los breakers (grupos de baile dentro del estilo) o también la gente que hace graffiti. De todos modos, dentro de la música, por ahí se hace mucho hincapié en la música que se hace, en lo que se genera, y luego no se pone el mismo esfuerzo en difundir esa música, en llevarla a los oídos de los demás. En Montevideo, la gente de Cucarachas Sound System hace cosas muy buenas y también participan de este disco".

La conclusión sería, entonces, que después de un fuerte arranque y un movimiento que incluyó diversos eventos, la movida decayó un poco y ahora se vive un momento del recambio. "Muchos grupos se separaron o muchos artistas empezaron a hacer otras cosas dentro del género y entonces ahora lo que hay es música nueva, pero casi toda aparece por MySpace", explica Barragán.

Al otro lado del Atlántico, en España, Fernando Santullo responde un correo. Su reaparición en la música local (unos fraseos en el disco nuevo de No Te Va Gustar, la mencionada participación con La Teja y las canciones compuestas para Bajofondo) es un acontecimiento para aquellos que vieron en El Peyote Asesino un primer esbozo del renacimiento de un rock y un hip hop nacional de nivel. "Hace 6 años que estoy fuera de Uruguay y no sigo mucho el pulso musical interno. De hecho, cuando fui a grabar en mayo de este año, pase por los Premios Graffiti y me sorprendió y me hizo gracia todo eso: cámaras, flashes, promotoras. Parecía un poco un cumpleaños de quince y un poco el lanzamiento de una tarjeta de crédito". Más maduro y minimalista en términos musicales ("queríamos que sonara como algo más chico que una banda"), Santullo no se cuelga a clasificar en un sólo género lo que hace, pero de todas formas con un par de escuchas en su espacio (www.myspace.com/santullomusic) cualquiera se puede dar cuenta de que el cambio no es demasiado radical y lo que se escuchará el año que viene (su disco solista saldrá dentro de la serie Bajofondo y está producido por su ex-compañero del Peyote, Juan Campodónico) promete. "El disco está casi completamente grabado. No sé bien cómo definir mi nueva música ya que tiene elementos de muchos géneros: rock, hip hop, milonga, house, UK garage, trip hop, canto popular, no sé. Me pasaba lo mismo cuando me preguntaban esto en Peyote o Kato: no sé cómo definirla y de hecho es mejor no definirla. Sí diría que son canciones un poco más, usando una palabra terrible, intimistas. Hay beats, hay polenta, pero también hay mas introspección. Las letras no son un listado de citas pop como a veces eran las letras de Peyote. En realidad, en varios sentidos son cosas que ya desarrollábamos en Kato y también en Peyote: música contemporánea con un pie bien apoyado en la música uruguaya. Las canciones son también un ejercicio de memoria musical personal: hay fragmentos, gestos y detalles de la música que me ha impactado en los últimos 25 años".

El caso de Contra las Cuerdas es por demás extraño. Artículos en revistas, arrolladoras performances en vivo y participaciones en proyectos más grandes como el disco y la gira de Luciano Supervielle los conformaban como uno de los secretos mejor guardados de la música nacional. Incluso se llegó a comentar que Gustavo Santaolalla se había ofrecido a trabajar con ellos para el disco debut. Sin embargo a día de hoy los miembros del grupo no pueden confirmar una fecha de salida. Marcelo, uno de los dos MC´s de la banda, asiente del otro lado del teléfono: "Sí, es verdad que se ha demorado demasiado. Primero íbamos a salir con Bizarro pero no nos llegamos a poner de acuerdo aunque terminamos en muy buenos términos. Pasa que nosotros queremos tener una cierta libertad como banda en algunas cuestiones puntuales y eso nos está trancando la salida del material. Por el momento nos queda solamente el máster y encontrar la forma de sacarlo". Cuando se toca el tema de la escena en general, Marcelo aclara que el diferencial bien podrían ser la dinámica de trabajo. "El tema de cómo se mueve la escena en general es bastante delicado, sobre todo a la hora de editar. Va en formas de laburo. La Teja tiene una forma de hacer las cosas quizá diferente a la nuestra y con otros tiempos para manejarse. Es cierto que a nosotros se nos han abierto montones de puertas incluso sin haber sacado un disco. Pero para nosotros la cosa es más complicada cuando la música llega a la fase de comercialización. Creo que le pasa a muchos artistas de la escena, pensá que mucha gente toca gratis. Y tocando gratis no podés pagar equipos o sala de ensayo. Ojo, eso se va destapando de a poco, te van ofreciendo cosas. Yo veo que la escena va creciendo y cada vez más gente se lo va tomando más en serio esto de hacer música. En lo que es nivel artístico no tengo dudas: hay muy buenas bandas y muy buenas producciones que por ahí no despegan. Eso tiene que ver con la forma de trabajo que tiene la gente que hace hip hop. Mucha saca material sólo para la gente de la movida. Sacar demos que se distribuyen entre la gente y al pasamano... nosotros lo hicimos muchas veces. Así funciona en el plano más under, se va abriendo paso entre el público que lo sigue.

En el escalafón de abajo, uno de los representantes más activos a nivel de participaciones en toques es Niko L As, antiguo miembro de Contra las Cuerdas y uno de los tantos MC´s que cuelga sus canciones en su espacio de Internet (www.myspace.com/elperroalado). En este momento, su plan es llevarlas a Chile para trabajarlas y cumplir el sueño del disco propio. "Armé un par de demos que tiro por mail o vía MySpace y eso es con lo que más me muevo. Yo creo que ese recurso para muchísimos artistas de acá es muy bueno a nivel difusión, hoy por hoy hay cinco o seis bandas que son muy buenas". En cuanto al crecimiento de la escena, Niko cree que los canales son pocos y no van demasiado más allá del programa de la FM comunitaria El Puente llamado Difusión Limitada y algún otro espacio de apoyo en radios como Urbana. "Creo que hoy hay buen nivel entre los artistas pero también mucha masividad, la gente saca cosas muy rápido. Arman una base, ponen un par de cosas encima, rapean y listo. Pero se hacen muchas cosas y eso está bueno. Yo quiero vivir de esto y aprovecharlo. Hoy tengo 27 años, hace diez que estoy haciendo hip hop y quiero arrancar ya. Sacarlo donde sea y moverlo por donde pueda. Por eso, el tema `estar en Uruguay` no es para mí un drama".


Dentro del Efecto.

La inclusión de Fernando Santullo comentada ya en la nota es, sino una declaración de principios, una fusión entre pasado y presente de un género con poca vida y grandes exponentes dentro de nuestra música. Esa letra-presentación del ex L Mental da paso a Ganarle a la ciudad, apenas una de las pruebas de que los tejanos han ganado en sonido pero también avanzan en el formato canción. El disco puede escucharse de corrido, pero muchas funcionan por sí solas y tanto estribillos como ritmos (2 historias) son más bailables que nunca y asestan golpes definitivos que hacen volver por más. La incorporación de Barragán como miembro definitivo agrega claridad en las rimas y un ánimo menos oscuro a la identidad musical del grupo.

Un año atrás, muchos nos preguntábamos qué sería del sonido de La Teja sin las intervenciones de la voz de Lorena Nader. La respuesta estuvo en el proceso: Davich se fue a grabarla a Europa, donde estaba estudiando. Pasó el año, ella volvió y en este caso la mutación no fue tal. Con todo, una nueva y ocasional adición femenina también resulta, porque la voz de Luisa Pereira aclimata las bases abrasileradas de Acuarela, quizá el tema que uno nunca esperó escuchar en un disco de La Teja Pride y que sorprende, pero gratamente. Pese a que las guitarras se escuchan menos, algún funky se cuela e incluso en Atmósfera las cuerdas suenan a un The Edge (U2) colado en el estudio. Y más: reggaes y voces en francés o italiano avisan además que el barrio ya es el mundo.

Si fuera posible dejar de lado por un momento esa frase-lugar común que diría que "todo es perfectible" o que "nunca hay techo", se podría asegurar que este Efecto dominó va a ser un clásico a la altura de Terraja (El Peyote Asesino) o The perro convention (Plátano Macho). Ahora queda esperar (y pedirles) todavía mejores cosas. Material sobra.

Comentar este artículo

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.