foto cabezal

latejapride*

Pensar con el cuerpo y bailar con la mente

Publicado el 5 de abril de 2011

Entrevista públicada en Latin Hub.

Hip hop de "La Teja"

“Latejapride* es una banda que nace en el barrio de La Teja en Montevideo, Uruguay. Un barrio que históricamente estuvo compuesto por obreros industriales, la mayoría de sus habitantes eran hijos o nietos de inmigrantes (…). La banda nace a fines de los 90s, en medio de un proceso de apertura económica y de desmantelamiento de la economía de “sustitución de importaciones”. El barrio se había vuelto un hervidero de desempleo para todos aquellos que no encajaban en la nueva “economía de servicios”.

“En ese contexto, un grupo de adolescentes comienza a experimentar con una computadora que ya para la época era vieja (una Comodore A1200) haciendo la música que querían escuchar pero no encontraban. (…) algunos miembros de la banda hacen un programa en una radio comunitaria/libre llamada Alternativa FM, donde ponen a sonar lo que hacen, y lo que otros hacen que les gusta.

Su relación con la tecnología es de odio-amor, sirviéndose de ella para hacer músicas con instrumentos que no fueron creados como instrumentos sino como reproductores de sonidos, reinventando las máquinas en una suerte de postura ludista no destructiva.

El sonido de la tejapride es un hip hop muy poco ortodoxo. El hip hop es sin dudas lo que más identifica a la banda, pero bañado por muchas otras influencias que van desde la electrónica hasta el floklore urbano de Alfredo Zitarrosa, el dub neozelandes o punk español”

Así se define latejapride a si misma. Latinhub conversó con ellos.

¿Creen en las bandas que no tienen un compromiso político y/o ideológico?

Todos tenemos posturas políticas asumidas o no, pero representamos un conjunto de valores porque a la larga sirven a unos u otros intereses. El estar consciente de ello es otra cosa, pero las bandas “apolíticas” también son políticas, aunque no lo quieran. Y creer. Sí creemos que hay propuestas que están copadas aunque no adscriban conscientemente políticamente a algo. Hay cosas que están buenas estéticamente, muy buenas, pero a veces, está mejor cuando la estética, la ética y el pensamiento crítico se entrecruzan.

¿Con quiénes no tocarían nunca por cuestión de principios?

No nos lo hemos planteado. Nosotros somos responsables de nuestro show, y de la música que producimos, meternos con la música que produce el otro es medio stalinista. Nunca nos planteamos esa pregunta como un problema realmente.

¿Por qué creen que muchos jóvenes se quejan que viven en un mundo de viejos, que en definitiva significa que es un mundo que no les pertenece?

Porque las cosas siempre vienen de antes. Nacemos en un mundo construido, lo heredamos, aprendemos sus reglas, nos socializamos, se nos da forma en ese contexto, los viejos son los anteriores, los que fueron jóvenes, y nosotros seremos los próximos viejos. Es un proceso natural. Por suerte las cosas son cada vez menos estáticas, y ese mundo heredado se muestra cada vez más plausible a cambiarse, aunque sea un poco. Y en ese cambio cambiamos también nosotros.

¿Qué les da miedo del envejecer?

Es diferente en cada uno. Pero en términos generales, no le tenemos miedo a la vida. Tendremos que hacer música para tocar sentados, y no bailando como ahora por una cuestión de que el físico no de (no todos pueden ser James Brown), pero no mucho más.

La apatía política generalizada de las generaciones adolescentes pos 90 ¿es un discurso del statu quo para minimizar su protagonismo o es que el individualismo como forma de vida ha ganado muchos espacios?

Sin dudas el individualismo ha ganado mucho espacio. El neoliberalismo contribuyó con eso en buena medida, ¿viste lo que es Chile?, es como si Pinochet hubiera ganado, el individualismo está exacerbado, pero también es cierto que no todo es “tan” así. ¿Viste el entierro de Kirchner? Quienes se movilizaron en la calle, fue apabullante, independientemente de lo que uno piense de Kirchner, lo que pasó marca un antes y un después, y enseña mucho.

¿Qué enseña?

Que las cosas cambian, para atrás y para adelante. Que el “fin de la Historia” es un discurso ideologizado más, no la pura verdad. Que “los jóvenes” como tal son muy difíciles de definir y agrupar porque están divididos por clase social, por lugar geográfico que ocupan, por diferencias culturales. La apatía de la que se habla va y viene, pero cuando aparece algún proyecto con el cual pueden identificarse, muchos lo hacen. Esto último es lo que enseña lo sucedido tras la muerte de Kirchner.

Desde que arrancó latejapride, ¿ha cambiado para ustedes el propósito de la banda y el objetivo mismo de tener una banda?

Quizás antes éramos más idealistas, y ahora somos bastante más cortoplacistas. Quizás el hedonismo es más grande ahora, no sé… El propósito siempre fue trascender aunque sea unos minutos el tiempo, el olvido, hacer algo lindo, pero lindo en sentido profundo de la palabra, un poco de arte con las herramientas que teníamos a mano, y con el medio. Una flor hecha con residuos, ritmo hecho con latas oxidadas, algo así. Sacar algo bueno de un contexto que no parecía el mejor. Ahora el contexto ha cambiado, pero hoy más que nunca amamos eso que hacemos.

¿Se necesita la experiencia para poder construir y hablar de algunos temas? ¿Es la vivencia esencialmente intransferible a los efectos de la creación artística?

Sí, la vivencia es intransferible en algunos aspectos. Sin embargo el desarrollo del lenguaje nos diferencia tanto del resto de los seres vivos como nuestro pulgar opuesto. El lenguaje nos permite aprender de forma colectiva, no todos tenemos que morir tomando cicuta para llegar a la conclusión de que la cicuta es venenosa. La vivencia es sin dudas algo que marca, pero el intelecto nos ayuda a racionalizar, y aprender de la vivencia ajena. Esto también se aplica al campo artístico.

¿Puede dividirse el mundo entre apáticos y comprometidos? ¿O es esto una simplificación de la realidad?

Todos somos apáticos, todos somos comprometidos. Lo que varía es con qué o respecto a qué.

¿Qué apatía les disgusta más?

El egoísmo disfrazado de apatía. Aquel que comienza todas sus frases con Yo, Mi, o Mío, para justificar que no hace nada por el resto porque no lo entiende, o porque quizás lo perjudique, cuando en realidad no hace nada porque está en contra. Que asuma su postura, y no se esconda en escusas de cuartas; que dé la pelea de frente.

¿Les gustaría que menos uruguayos se fueran del país o creen que los procesos migratorios son naturales en la evolución de la humanidad?

Los procesos migratorios son naturales, sin duda. De hecho los abuelos de Leo y Davich dejaron su Italia natal y llegaron acá, y los padres de Barragán abandonaron sus ciudades en el interior del país para vivir en Montevideo. Eso no quita que duela cuando la gente querida se va, cuando el cara a cara pasa a estar mediado por el facebook, o por el gmail. Lo macro y lo micro se diferencia en que el segundo se vive, se sufre, se goza, el primero solo se piensa, se racionaliza.

¿Fue sencilla la decisión como banda de apoyar la causa de los familiares en búsqueda de los desaparecidos?

(…) Es algo absolutamente justo, una lucha que valía la pena compartir. Hay cosas que no se piensan, que se hacen porque es lo correcto.

¿Qué les da vergüenza de Uruguay en términos de derechos humanos?

Un montón de cosas, pero por nombrar dos: la primera es sin duda la impunidad que gozan la mayoría de los militares que participaron en la dictadura militar, es terrible eso, esa gente hizo cosas que parecen de película de terror gore, pero no son personajes salidos de la cabeza de Tarantino, no, son personajes reales, son viejos que cobran abultadas jubilaciones estatales por una vida utilizada para destruir lo mejor de una generación. Lo otro que avergüenza son los medios de comunicación, el tratamiento de la inseguridad, la violencia simbólica sobre las clases bajas, el show amarillista, sanguinario, que es tan repulsivo que vuelve inmirable los primeros 20 minutos de casi cualquier informativo.

La difusión del miedo, el peor de los miedos, el miedo al otro, al otro pobre, que por pobre es peligroso, y mejor alejarlo que intentar ayudar a que mejore su situación.

¿Creen que el aumento escandaloso de colegios privados –hasta en los barrios más carenciados del país- contribuye a separar más a los ricos de los pobres lo que en definitiva alimenta la construcción de ese miedo basado en esa falta otredad?

Contribuye a separar más a la sociedad, no sólo entre pobres y ricos, sino entre pobres y pobres, clase media de otras clases medias. Sin dudas asustan sobre el otro, construyen una leyenda sobre el otro, a veces fortalecida con ejemplos como los pibes que van becados, y que a la postre nunca terminan de integrarse, porque siempre son los pobrecitos, a los cuales en muchos lados no se les permite decir que son becados porque supuestamente así se los discriminaría, pero todo el mundo lo sabe, y ellos saben que lo saben. No sé… es complicado. Pero sí, la educación privada contribuye con la atomización.

¿Creen que la imagen que se tiene de Uruguay desde afuera coincide con la realidad?

Más o menos. En contexto se puede pensar en Uruguay como una suerte de social-democracia latinoamericana, con altos niveles de educación, baja criminalidad, y qué se yo. Pero esos son números fríos y sólo buenos si se los compara con la región. De cerca saltan las imperfecciones, el conformismo con la idea de que somos “cultos” o que somos “buena gente”. El racismo estructural es terrible, el nacionalismo casi xenófobo que se profesa sin darse cuenta también; la tasa de suicidios es escandalosa. Qué se yo, no todo es como se ve de lejos.

¿Dónde perciben el racismo y el nacionalismo?

El racismo se percibe cada vez que se prende la TV; no hay ningún presentador de noticias de raza negra. Cada vez que entras a un negocio, es extremadamente difícil ver a una persona negra atendiendo público y en la universidad casi no hay. O sea, no se vive racismo estilo kukuxklan, sino que es el racismo estructural, más frío, amortiguado, sin brotes de violencia, pero que discrimina, y marca el lugar de cada uno por su color de piel. También se ve a la inversa, cuando se presenta a la familia ideal en la publicidad, qué casualidad que todos los niños son rubios.

El nacionalismo se nota en la charla diaria, en el discurso siempre presente de que somos cultos, solidarios, bien educados, a diferencia del resto de los países de la región.

Si pudieran ser oídos por todos los uruguayos (no sólo el público de latejapride), ¿sobre qué tema les hablarían y cómo tratarían de generar conciencia?

Pah, es como mucha responsabilidad esa, no sé si queremos enterarnos si es que pudiera pasar algo así. Mirá, temas sensibles para nosotros son sin duda los de derechos humanos, la situación de los trabajadores en peores condiciones, los temas de género, pero también el goce del cuerpo, sin prejuicios, la diversión, el ritmo como algo central en la música, el pensar con el cuerpo y bailar con la mente.

¿Con qué músicos uruguayos les hubiera gustado tocar que ya habían muerto cuando se formó latejapride?

Admiramos a un montón de músicos, pero somos bastante outsiders en muchas cosas, y la interacción con el resto de los músicos es un poco así. Generamos un circuito de amigos que muchas veces se retroalimenta musicalmente, y que sin querer nos mantiene alejados de otras bandas.

Con gente que no está, Zitarrosa fue un tipo increíble, su obra es alucinante, pero la verdad no sé si le caeríamos en gracia cuando nos vea en una prueba de sonido llevando todos nuestros cacharros enchufándolos con kilómetros de cables. Sin embargo lo sampleamos, y casi cantamos juntos en una canción, el “casi” se refiere a que las voces de Zitarrosa que aparecen en nuestra canción 1985 fueron grabadas 35 años antes que las nuestras.

¿Hacia dónde creen que se encamina el mundo? Les planteamos sólo algunas respuestas estereotipadas. ¿Una tercera guerra mundial? ¿Una crisis alimentaria? ¿Una guerra fría nuclear? ¿Una lucha por las riquezas básicas como el agua? ¿Una creciente armonía entre los seres humanos?

El mundo se encamina hacia una crisis climática y de acceso a los recursos naturales, producto del aumento de la producción a escala global, también del aumento del nivel de vida de miles de millones de personas. Esto es muy bueno, pero los excesos de consumo de una minoría de la población, y un sistema económico caótico, nos está dejando en una situación muy compleja.

Lo bueno es que cada vez más gente consigue vivir mejor, pero la riqueza a su vez está cada vez más concentrada, y la crisis ambiental está a la vuelta de la esquina. Y es mentira que todos tenemos la culpa de esto, no, un campesino de Bangladesh, o un obrero de la construcción de Asunción tiene mucha menos responsabilidad que un gobernante europeo que decide subvencionar el tráfico aéreo, y éste tiene menos responsabilidad que un CEO de alguna corporación que presiona/milita/extorsiona por leyes más light en cuanto a controles…

¿Cuál es el diagnóstico? ¿Se puede evitar la crisis climática y de acceso a los recursos naturales o sólo se puede pensar ahora en cómo vamos a enfrentarla cuando llegue?

Sí se puede evitar, pero hay que trabajar en ello, y por ahora se le da largas al asunto. La solución pasa por un cambio en la matriz productiva/energética, enlazado con una redistribución de los bienes producidos y racionalización en el consumo de los mismos. Hacerlo es tan o más difícil de lo que suena, pero hay que hacerlo. Si dejamos todo tal cual estamos ahora vamos rumbo al barranco.

Comentar este artículo

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.