foto cabezal

latejapride*

Para el cuerpo

Publicado el 28 de octubre de 2012

Dos conciertos habían pasado sin ser reseñados, así que nos ponemos a tiro:

El primero fue casi de colados. Leonard, el dj de la banda estaba en las afueras de Tranqueras un pueblo en el departamento de Rivera, la frontera norte de la Republica cuando sonó su telefono. Lo llamaban desde el sello de la banda, Bizarro Records; "Che, hay una oferta para que Uds. telonen a Mark Anthony, es raro pero quizas les cope?", Obvio que les copaba. Es un desafio, pero básicamente es una suerte de robo por unos minutos, de robo de 30mil pares de ojos y oídos, que no iban a ver a latejapride* pero que porque a alguien le gusto lo que hace ltp* la oportunidad de que vieran y escucharan a los tejos.

4 días más tarde, tormenta en retirada, Estadio Centenario, prueba de sonido corta en un escenario grande como Moby Dick. Camerin improvisado, en una suerte de pasaje. Coca Cola, botellas de agua, mesa con carne, panes, alfajores y fruta. Paredes recubiertas de cortinas negras, suelo tapado por unas suerte de fieltro negro. gente que pasa de costado. Tejos tirados en sillones, un poco nervioso en honor a la verdad. A las 8 menos 10 de la noche salen al escenario, hay unas 9mil personas, y siguen entrando. Cual reloj los tejos tocan 4 canciones, una tras otra, y logran que la gente los aplauda y repita el nombre de la banda. Antes de la descarga de ritmos latinos por parte de los artistas pesados del show, latejapride* pudo compartir algo de su arte, y salió bien. Después del show cenan, charlan, se dispersan, hablan con Carbone el organizador, buena gente resulto ser esta suerte de leyenda del rock local.

Unos días después latejapride* toca sobre la Avenida 18 de Julio, en la explanada de la Universidad. Se cumplen 10 años de la conformación de la Comisión del Agua, la comisión que hizo la movida que determinó que el agua fuera pública y considerada un derecho humano en Uruguay. La noche la abrió Milongas Extremas, una banda que hace covers de Extremoduro pero en clave de Milonga, y que juega como local con esa mezcla de actitud punk y sonido folklorico. Tras ellos los tejos se hacen del escenario. El set habrá durado una hora y media. La noche había caído con todo, y las luces se puedieron usarse a full, rindieron mucho. La gente bailó y aplaudió. Comida para el cuerpo, eso es la música de latejapride*. Algunos músicos se refieren a su arte como comida para el espíritu pero los tejos hacen algo mas carnal, más terrenal, algo que si no sentis en el estomago, en las piernas, en el pecho, en el sexo, no rinde. Las palabras y la tormenta fueron la columna vertebral del show, pero no fue lo único interpretado, hubo un poco de todo.

Los resultados fueron un celular perdido, varios cientos de personas cansadas de bailar, el espacio público tomado, hecho realmente público, y esa sonrisa que solo se logra luego de tocar bien.

PD: la foto corresponde a un ensayo disminuido donde por problemas de fuerza mayor solo tres tejos armaron el esquema de lo que sucedería enfrente a la Universidad.

Comentar este artículo

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.