foto cabezal

latejapride*

Lecturas

Publicado el 5 de octubre de 2007

  • Momo
    PDF 482.1 KB
    Michael Ende

- Qué, ¿qué pasa? - dijo el hombre gris, enarcando las cejas - ¿Todavía no estás contenta?. Vosotros, los niños de hoy, sí que sois exigentes. ¿Quieres decirme qué le falta a esa muñeca perfecta? Momo miró al suelo y reflexionó.
- Creo - dijo en voz baja - que no se la puede querer.


Michael Ende, Momo

Momo

El autor de La historia interminable, que fue llevada la pantalla grande como La historia sin fin, nos deja un formidable libro Momo (o la extraña historia de los ladrones del tiempo y de la niña que devolvió el tiempo a los hombres).

Momo es una niña huérfana que tiene el don de saber escuchar y comprender los problemas de los demás, sus amigos Beppo, el barrendero, y Gigi, un cuenta cuentos, cuidan de ella que vive en un antiguo teatro griego. Un día aparece en la ciudad un extraño hombre gris que comienza a comprar el tiempo de la gente, y Momo se va quedando sola. Este hombre pertenece a una asociación de hombres grises que están haciendo su propio negocio con la gente: les quitan el tiempo libre a cambio de rentabilizar sus horas. La gente tiene cada vez menos tiempo libre. Momo es la única que no cae en la trampa y con la ayuda de la tortuga Casiopea y el Doctor Hora, guardián del tiempo y las flores horarias, devolverá el tiempo a toda la gente.

Este no es sólo un libro para niños, es una invitación para reflexionar sobre el ritmo ajetreado de la vida moderna y el verdadero valor de la vida; al mismo tiempo es una crítica al capitalismo y al desarrollo sin medida que amenazan las relaciones solidarias entre las personas. Con una mezcla de realismo y fantasía, Momo es una de las mejores obras del autor, ya que marca la dualidad entre dos mundos que conviven y que muchas veces no se comprenden: el mundo sin barreras industriales ni técnicas (con su bondad, ingenuidad y tolerancia) y la sociedad industrializada y tecnificada, (preocupada únicamente en valores mercantiles y de progreso).

texto extraido de http://sepiensa.org.mx