foto cabezal

latejapride*

Libertad para los cuerpos

Publicado el 20 de noviembre de 2011

Históricamente los conciertos de rap en Uruguay han sido fechas donde los artistas daban lo suyo, y el público apoyaba a sus amigos. El baile muchas veces (no todas por supuesto) se limitaba a solo mover un poco la cabeza. En el rock no ha sido muy diferente, quizás con la masividad lograda a partir del 2003, el pogo se ha apoderado de amplios lugares, sin embargo mover al uruguayo promedio es algo difícil. El cuerpo como lugar controlado, como reten de los impulsos, como freno de cualquier pensamiento que amerite el movimiento y el goce es casi una institución en el Uruguay civilizado. Una civilización homogenizante, grisácea que ya no tiene un rol histórico que cumplir, que ya puede darse por satisfecha, y echarse a dormir en la larga siesta de los tiempos, pero que sin embargo sigue de pie, infectada por un insomnio rebelde que no da el brazo a torcer.

Para invocar al cuerpo, al cambio, al goce, a la libertad de la mente a través de la carne haciendo materia las ideas es que latejapride* hace música. Difícilmente se pueda ser más político que cuando se pelea por el poder expresarse, tanto por uno como por los demás, y disfrutar del ser, del ser en libertad y hacer lo que se quiera sin temor al ojo represor, que amenaza con el ridículo, o con “el que dirán”. El baile es un elemento que los tejos buscan que sea constitutivo de sus shows en vivo. La fecha de inauguración del 7mo encuentro de Tattoo en Montevideo no fue la excepción.

La expo estaba preparada con artillería pesada, muchos equipos de sonido que ganarían la batalla a la terrible acústica que tienen las instalaciones del INJU. Por todos lados habían agujas, tintas, personas como lienzos… Entre tanto arte para siempre, los tejos presentaron su arte efímero, ese que dura cuanto dura una canción, o con suerte un recuerdo. Con línea de 2-2-1, 2 mcs al frente, en la defensa un dj y un percusionista, y Zapata en la consola, llevaron groove, letras y pasión. Tracción a sangre y tracción digital, la mezcla perfecta. La tecnología hecha canción, la pasión hecha técnica.

Una descarga de graves marcó el inicio, y duro unos 50 minutos, donde a pesar de algunos pedidos de vises, ltp* terminó su show. Y es que los pibes dieron todo en el escenario. Entre el público se podía ver desde niños, hasta enormes metaleros gozando, la música ya no tiene fronteras, encerrarse en la ortodoxia no tiene que ver con la música, y menos con el Hip Hop, tiene que ver con algún otro rollo, que por suerte latejapride* desconoce.

Pd: Gracias a los amigos de Atipiko por está buena movida.

Comentarios

  • Andres 04:48 :21.:11.:2011


    buenisimo, uds son unos Capos!
    saludos LTP!!

Comentar este artículo

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.