foto cabezal

latejapride*

Próximo toque_ 24 de junio 23.30hs Sala del Museo

Ingeniería; fuerte y feo.

Publicado el 17 de noviembre de 2008

Al fondo y subir por la escalera de la derecha. Hay que atravesar el lobby, a la izquierda textos técnicos en vitrinas como Logaritmos y Cálculos varios, Microfísica del Átomo, Energía, Programación Linux, Resistencia del Acero, Química Ilegible No Apta Para UD. Etc. A la derecha textos de autores como Aristóteles, Popper, Toni Negri, Dan Brown, Noamy Klein, García Márquez, Felisberto Hernández, Galeano, etc. Dos metros más y aparece una puerta que lleva a algo que parece ser la bedelía, o una fotocopiadora atendida por estudiantes perpetuos, sus tramos etareos duplican a los de la media de quienes usan el servicio. Una vez subida la escalera hay que girar a la izquierda, atravesar el entrepiso, y subir otra escalera, y ahí estas, empujas la puerta, y entras al salón de actos de facultad de Ingeniería. Miércoles 12, latejapride* se presenta en ese salón. Se supone que el show comienza a las 9pm, pero al puntualidad no es algo que por estos lares se respete ni siquiera en la más positivista de las facultades, a las 10 menos 25 comienza una obra de teatro, una hora más tarde la banda subiría al escenario.

Una semana antes un mail invitaba a los tejos a tocar en la facultad, mágicamente los horarios rendían, y se cubrían los costos más un pequeño plus. Las ganas estaban, un buen salón, con el sonido del pelado Rubertoni, algo que garantizaba que el volumen estaría acorde además de cubrir los requerimientos técnicos básicos. Los tejos por mail confirmaron su presencia. Ese día a las 5:30 cargaron todos los instrumentos en un taxi y cruzaron Montevideo de punta a punta, pagando más de 200 pesos por la travesía. Cruzar el lobby, subir las escaleras, no prestar mucha atención fue fácil, lo único que los distrajo un poco era un afiche que anunciaba el 5º campeonato de Sumo de Robots, evidentemente esa era la facultad de Ingeniería, no podía ser otro lugar.



Torta de fiambre y queso, 2 cervezas, una botella de agua Nativa sin gas, 3 viejos sillones de cuero, un espejo, un lugar para apoyar los bolsos, dos baños, uno en cada punta de un estrecho pasillo. Para ser una facultad la verdad que flor de backstage. El primer problema lo género la impericia de Irish y Álvaro (Elementum), quienes vendieron un par de semanas antes casi a la misma vez los dos cables (idénticos) que permitían conectar el Macbook del segundo a un proyector. Los buenos oficios de los Mattiolis permitieron conseguir un Ibook g4 con un adaptador, pero el programa de VJ no corrió como se esperaba. Álvaro terminó siendo un espectador más. Sin embargo la falta de imágenes permitió constatar algo, que sin dudas terminó por repercutir en el ego de los tejos, las canciones de ltp* se mantuvieron por si solas, y no solo, sino que se reproducieron en el público, agregando vises, hasta que ya no hubo más tracks. Los futuros ingenieros terminaron de pie, bailando, respondiendo con el cuerpo a la invitación de Barragán. Lorena cantó, bailo, protesto por exceso de vises, se rió, garroneo cerveza, y se fue en Vespa verde.

Un plomo, mientras desmontaba el escenario al terminar el show le pregunta a Ale como sonó la banda, el sonidista le responde “como esperábamos, fuerte y feo”. Exacto, era un toque guerrero, buen volumen, baja definición, música para el cuerpo, concreta. Muchos desiveles, ritmo, y un poco de distorsión aportado por parlantes con varios años sonando. Los tejos se fueron con la frente en alto, y el orgullo inflado. Pocas cosas son mejores que cuando las canciones propias salvan exámenes, y cumplen como piezas de arte vivo, de arte para la gente.

Comentar este artículo

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.