foto cabezal

latejapride*

En Florida…

Publicado el 22 de agosto de 2006

Era la segunda vez que visitábamos florida como banda. El local era relativamente pequeño, sus paredes estaban decoradas con los héroes jamaiquinos más importantes, Bob Marley y Peter Tosh. Mientras los plomos armaban el PA, y algunos tejanos se dedicaban a enchufar sus equipos, otros se fueron a una radio local, donde darían una entrevista. La radio estaba precedida por un largo pasillo, a la derecha de la puerta había una fotografía de un platillo volador, todo muy Molder. Al entrar el pasillo continuaba, a la derecha estaba la radio compuesta por un estudio y una sala de operación, y a la izquierda un canal de cable, lo mas curioso era que lo que el canal emitía las 24 horas del día era un plano fijo de la principal avenida de florida, según nos explicaron, si los locales quieren saber como esta el centro, prende la tele y mira cuanto movimiento hay en esa calle.

Al regreso los equipos estaban ya casi todos operativos, la manager fumaba en uno de los recovecos del boliche, violando flagrantemente el decreto presidencial al respecto, pero Sudacan aun no estaba oficialmente abierto. La prueba se extendió por una hora, instrumento por instrumento, voz por voz, vinilo por vinilo, track por track. Al culminar el dueño de Sudacan nos leva a su casa, donde nos agasaja con abundante pizza, cerveza y una Pepsi. En la tele se veía el final de Training Day (Antoine Fuqua, 2001), el equipo de audio fue rápidamente copado por la cadencia del Dub Side of the Moon. A pizza abordo las bocas y se acento en los estómagos, el clima era propenso para dormir, pero la ocasión no lo ameritaba, solo Davich se tiro en el camión del flete sobre el mismo colchón que había reforzado el cuarto cuando estuvieron por acá los Gas Lab Squad. Ivan daba rienda a su lengua ocupando los oídos que estuvieran cerca, mientras Coco y Cinthya fumaban un cigarro tras otro. El vampiro sonreía mientras servia su decimosexto vaso de cerveza. Barragán, Irish y Leonidas abandonaron el apartamento y volvieron al Boliche.

El toque habrá durado unos 45 minutos, y todo quedo arreglado como para que en unos meses se de la revancha, ltp* vuelva a Florida. Mucha gente fue sorprendida en un primer momento, pero luego bajaron la guardia pronto, y fueron dejandose conquistar por los tiempos modernos. El regreso fue lento y un poco tedioso, eran ya las 7am cuando los equipos estaban siendo descargados en la teja.

Comentar este artículo

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.