foto cabezal

latejapride*

Crítica de Sábado Show (30/09) al ltpsz

Publicado el 4 de octubre de 2006

En Vivo por Sebastián Auyanet

Un show para almacenar. “Metadata MP7″ era el producto que ofrecía un sombrío personaje sacado de un (¿lejano?) futuro. Un software que permite guardar memorias felices en la cabeza de la gente y configurar una memoria feliz en la cabeza de las personas. Si bien el producto era ficticio, sirvió como elemento válido para abrir un show que va a recordarse por mucho tiempo, no sólo por el concierto en sí, sino por la participación de muchos amigos de la banda como la gente de Contra las Cuerdas, el rapero Barragán (ya casi asimilado por la banda) y el MC Nikolás el Chuletero (¿?), que terminó de caldear el ambiente de la Sala Zitarrosa con un par de fraseos y un ritmo con mucho de reggaetón que hizo moverse a más de uno, algo que en esta ciudad es bastante difícil de conseguir, incluso para la propia Teja Pride.

El sonido de LTP no parece el de una banda de este país. Potente, removedor y de una gran riqueza técnica, fruto de los scratches y loops de DJ Irish, el bajo de Iván Krisman y los climas que generan los punteos de las dos guitarras de la banda, la conclusión es que lo que hace La Teja Pride en escena no tiene comparación con casi nada de lo que hoy se escucha o se ve en la ciudad. Al mismo tiempo, La Teja Pride conjuga esa imagen de “no parecen de acá” con una fuerte identidad barrial, algo que en principio pareciera contradictorio pero que se da de todas formas. Uno va a un toque de la banda y lo que se palpa es el espíritu del barrio del que proceden, algo que es difícil de explicar con palabras.

Si a todo eso sumamos una muy interesante puesta en escena, que como anunciaban en el comunicado de prensa, incluiría elementos de escenografía basados en las obras literarias de George Orwell (1984) y Aldous Huxley (Brave New World) y performances teatrales sobre las tablas, lo que se obtiene es un show que, en la relación calidad-precio (la entrada sólo salía setenta pesos), probablemente sea de lo mejor que haya podido verse en el mes. ¿El único reclamo? Quien no conoce al dedillo las letras de los discos de La Teja se queda con las ganas de entender lo que Mattioli y Leonidas dicen. Las voces fueron quizá lo único que quedó en el debe.

Quizá ya extrañando la dulzura e intensidad de la voz de Lorena Nader (ahora en Portugal), La Teja anuncia desde su sitio web una reinvención que ya tiene nombre: “Efecto Dominó”. Habrá que esperar para saber de qué se trata.

S.A.

Comentar este artículo

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.