foto cabezal

latejapride*

Ciao once, hola doce.

Publicado el 26 de diciembre de 2011

Si fuera un artilugio tecnológico sería un Boombox, uno de esos grandes radiograbadores que hicieron que cualquier esquina fuera una fiesta durante los 80s, si fuera una comida sería un plato de spaguettis con salsa de tomate y parmesano, la belleza de lo simple y riquísimo. Si fuera un animal sería un babuino, inventando su lugar, construyendo manada, adaptando herramientas para vivir donde se supone que debería extinguirse, keep on moving a pesar de todo. Pero es una banda, es latejapride*.

El lugar fue Paullier y Guana Bar, en la esquina donde se cruzan las calles que dan el nombre al establecimiento. Un sótano de paredes de piedra, listo para sobrevivir al holocausto nuclear, haciendo de los que allí estaban quienes puedan disputar el mundo a las cucarachas en caso de que lo peor suceda. Camila G. sirve postas de pescado a los tejos, estos las devoran como si las fueran a prohibir. Poca gente, la gente no aparecerá hasta que el primer acorde suene, en un minuto el lugar se llena. De todo un poco, universitarios pasados de fiestas alcohólicas, pibas Valizas, otras mas chicas, gente gris, gente rara, gente feliz.

Los bajos inflan en sótano como un globo, los cuerpos se pegan unos a otros y a las paredes, el lugar respira, y la gente va y viene, al compás de las ondas de sonido. Movimientos increíbles, quiebres de cintura y recuperaciones en cuestión de minutos, no yeso, solo sangre, músculo y pasión.

Cervezas, voces, beats, cuero, manos en el aire, coca cola, piedra que parece plástico, luces de arboles de navidad de fondo, maquinas, percusión, dientes, lenguas, zapatos, zapatillas, champiñones, rodillas, ja, je, manos en el aire de nuevo. Hora y media de show, corte en el medio solo para las voces, instrumentales poderosas mantienen el fuego. Mash Up sobre Nina Simone, freestyle a cargo de Beat Urbano, mas agite que salud, mas noche que día, mas música que pose.

Latejapride* se despide del año con su toque número 20 en estos 365 días. Un toque y medio por mes. También grabaron remixes propios y de otros artistas como Campo, participaron en tracks como el incluido en el disco de Santi Flow, compusieron temas nuevos, rodaron vídeos, documentales, campañas, escribieron mucho, con tinta y algún otro fluido. Ciao 2011, no fue el mejor año, tampoco el peor, pero seguro el 2012 será mejor. Un verano espera, un disco por grabarse, nuevos oídos por conquistar, nuevas mentes por seducir, otros cuerpos que gozar.

Foto: Juan Manuel

Comentar este artículo

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • En este formulario se pueden ingresar atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deja líneas vacías.