foto cabezal

latejapride*

Arena y perros grooveando

Publicado el 13 de enero

Un caño de escape en el piso, quebrado desde el agarre. Pasto verde, tan verde como una reciente lluvia puede dejar. El sol imponente. Arena y nadie peinado, algún perro paseando lentamente. Con el viento también viene el ruido de las olas, el mar esta rompiendo contra el pueblo que se niega a rendirse y caer ante ellas. Supuestamente estos pueblos son de pescadores, pero para los tejos son de vendedores de tortafritas y turistas, pues esa es la actividad central cuando ellos caen a tocar. La costa de Rocha sigue creciendo en cuanto a gente. "Lo atamos con alambre" es moneda corriente, y su principal diferencia con Maldonado, también es uno de sus encantos.

Conciertos frenéticos en formato soundsystem. Colchones en el piso bajo techos precarios. Piel quemada, brazos cansados de nadar. Cables con arena, vida con arena. Para una banda tan urbana, esto es la jungla, para una banda ecologista y urbana, esto es el paraíso también. El verano es funk y es rap, por lo menos desde la perspectiva de los tejos. Ya no vuelve a llover, y la temperatura se niega a bajar.

Aguas Dulces y La Paloma es donde latejapride* lleva adelante sus shows. Son los últimos conciertos antes de meterse a grabar disco nuevo, para el cual hay en danza como 20 temas. Habrá que pulir, recortar, remezclar, y grabar mucho. Trabajo y diversión. Pasiones y placeres en algo que en principio parecia tan faraónico, pero no, resulto siendo simplemente parte de la vida de los pibes. Otro verano que se desarrolla, y con el música que nace, vive y queda.

Comentarios | Ver posts anteriores