foto cabezal

latejapride*

Los beats del barrio

Publicado el 24 de septiembre

Fuente: El País

La banda presenta su nuevo disco, mañana, a las 21.00, en La Trastienda.

BELÉN FOURMENT

El barco atraviesa el Rio de la Plata a alta velocidad. Un tejo escribe, otros dos duermen sobre el piso, de fondo el ruido de la cafetería y el movimiento, el río está picado. Vuelven de Buenos Aires donde estuvieron presentes en el lanzamiento del ciclo 2016 de Autores en Vivo. Hicieron prensa, hablaron y hablaron, y hasta tocaron un tema en formato acústico micro (voces y guitarra)". En su sitio web, Latejapride* tiene una bitácora donde actualiza los pormenores de esta historia que empezó en el barrio La Teja hace exactamente 19 años. Así empieza la última entrada.

Y así está Latejapride*, a la que le fue bien en Buenos Aires aunque tuvo que vencer ciertos "estereotipos". "Hip hop uruguayo les parecía un oxímoron. Allá Uruguay es murga, cosas con candombe, o es banda con vientos con una leve inspiración reggae y ska y el resto rockero. Nosotros somos enchufes y beats", dice Leonard "Tejo" Mattioli en charla con El País.

Ahora, la banda se apronta para presentar su nuevo disco en La Trastienda. Mañana desde las 21.00 estará tocando Cazadores de gigantes, último trabajo que viene de estar nominado a los Premios Graffiti a Mejor Álbum de Hip Hop. Quedan entradas en venta en Red UTS y boletería desde $ 450.

"En internet ponemos que tocamos en formato gulag orquesta, en contraposición al tradicional soundsystem", dice Mattioli. Sociólogo y DJ de este grupo en el que también está su hermano Edgardo "Davich", se refiere a una de las últimas metamorfosis de esta banda de hip hop, que ahora, cuando se presenta en vivo como lo hará mañana, tiene a ocho personas en total sobre el escenario. Es que Cazadores de gigantes los obligó a reinventarse un poco.

—Con Las palabras y la tormenta ustedes decían que habían ocupado un lugar que estaba medio vacante. ¿Qué sienten que encontraron con Cazadores de gigantes?

—En Las palabras y la tormenta pusimos un acento muy fuerte en la composición de los textos y los climas del disco en general. Y en Cazadores de gigantes pusimos el acento en las canciones, en que cada canción sea un capítulo único. En el otro había una línea estética más fuerte y acá cada canción dispara para lugares distintos.

Herencia.
Es probable que los Mattioli y sus compañeros de banda hayan cambiado bastante a lo largo de estos 19 años. Pero en un punto, La Teja sigue estando bien presente. "La Teja nos formó como personas y la banda aparece ahí, tiene esa cosa relacional de construir redes todo el tiempo,", resalta Leonard Mattioli. "La Teja, a pesar de tener ingresos similares a otros barrios, tiene menos pobreza y eso se debe a las redes de contención que se generan. Y la historia de Latejapride* es eso: construir redes en las que producimos cosas".

Ese impulso colaborativo es propio de la música uruguaya, pero en el hip hop como escena que todavía se está afirmando, se siente un poco más. "De hecho, cuando pensamos en Latejapride* pensamos en el colectivo más que en la suma de individualidades, y eso es muy de ahí, del barrio", agrega el DJ.

Por eso, es común ver que DJs y MCs se estén mezclando, o que un integrante de una banda produzca el disco de otra o que Contra las Cuerdas haga un proyecto en las cárceles y sus colegas les den apoyo. Existe la competencia propiamente dicha en el género, sea de beats o de freestyle, y a la vez está esta ayuda mutua que los potencia.

"Es interesante que ahora que hay más bandas, haya lugar para todas. Nosotros rapeamos con una cadencia equis, los AFC rapean mil palabras por segundo, los Dostrescinco tienen esa cosa más hardcore. Contra las Cuerdas son los amos de la mezcla y tenés a Eli Almic o Santi Mostaffa, que aparecen cantando con un formato más pequeño. Está buenísimo que no sea una competencia: construís espacios paralelos", resalta Mattioli. Esta noche, el espacio de Latejapride* será La Trastienda.

Comentarios | Ver posts anteriores